No esperes más para hacerte tu citología anual

Por: Jacqueline Whitmore (USA)

Era julio de 2001, yo era concursante en el concurso de belleza de Florida. A los 36 años, estaba en la mejor forma de mi vida. (O eso pensé.)

Con el ajetreo y el bullicio de prepararme para la competición, comenzar un nuevo negocio y ser una esposa ocupada, no estaba pensando en mi salud.

Pero unos meses antes, durante un viaje de negocios a Canyon Ranch Wellness Resort en Tucson, AZ, una de las enfermeras me preguntó: «¿Cuándo fue tu última citología?»

Honestamente, no lo podía recordar.

De repente me di cuenta de que habían pasado cuatro años desde mi último examen.

Esta enfermera parecía preocupada y me animó a que me hiciera la prueba tan pronto como regresara a casa.

Tres meses después, finalmente hice una cita para ver a mi ginecólogo. Días después, recibí una llamada telefónica de mi médico. «Jacqueline, tu prueba de Papanicolaou resultó ‘anormal’. Tienes adenocarcinoma in situ», dijo con pesar.

Mi mente se puso en blanco. Mi cuerpo entumecido.

No recuerdo lo que dijo después de eso. Todo lo que sabía es que tenía las primeras etapas de cáncer de cuello uterino.

Mi médico me recomendó que viera a un oncólogo de inmediato. Me hicieron una biopsia de cono LEEP, seguida de una colposcopia, pero los resultados finales de la prueba no fueron favorables. El oncólogo me recomendó que me hiciera una histerectomía.

Programé mi cirugía con un oncólogo en el Centro de Cáncer H. Lee Moffitt en Tampa, FL.

Afortunadamente, no fue necesaria la radiación ni la quimioterapia. ¡Hoy todavía estoy libre de cáncer!

Más de 14,000 mujeres en los EE. UU. son diagnosticadas con cáncer de cuello uterino invasivo cada año, pero la enfermedad se puede prevenir con vacunas y exámenes de detección adecuados.

Enero es el Mes de Concienciación sobre la Salud Cervical y quiero animarte a que te hagas tu prueba de Papanicolaou anual. Además, no olvides solicitar una prueba del virus del papiloma humano (VPH). Este es el virus que causa casi todos los casos de cáncer de cuello uterino.

Por favor, no esperes. Solo hazlo. Podría salvar tu vida como lo hizo con la mía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Tratamos tus datos para facilitar la publicación y gestión de comentarios. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, supresión y oposición, entre otros, según nuestra Política de privacidad.