Como hice mi sueño una realidad

Por: Zaira (España)

Mi historia comienza con un sueño, supongo que como todas las historias; mi sueño era vivir en un lugar tranquilo, cerca del mar, con un clima cálido, sana, sin deudas y sin preocuparme por el trabajo, casi nada!! Yo vivía en Madrid y como era lógico de pensar para una persona quemada por las deudas, las idas y venidas en los trabajos, el sacrificio por sacar “cuatro duros”, el ritmo de vida frenético y el estrés causando estragos y cebándose en mi estómago e intestinos,  algo en mí me llevaba a soñar con ese otro lugar…

Nunca he sido de manifestar los sueños, lo soñaba más de un modo platónico o utópico que de verlo hecho realidad…

Hoy puedo decir que vivo en Cádiz, cerquita del mar como para visitarlo a diario y llenarme de su potente energía, estoy sanota sanota (que diría mi abuela), no tengo deudas (bueno, esto es una pequeña mentirijilla, mi familia me dejó algo de dinero y se lo voy devolviendo, pero en absoluto tiene que ver con las deudas bancarias que tenía hace apenas tres años) soy funcionaria y por ello gozo de cierta estabilidad laboral.

Un momento, un momento, que se me ha cumplido un sueño!!! Han pasado casi tres años de aquello, nada vino junto…fue paso a paso…pienso en qué ha pasado que sea diferente para que mis sueños dejaran de estar en mi imaginación a verlos plasmados en mi vida…tan tangibles como la arena de playa resbalando entre mis dedos…lo pienso y sé la respuesta…ha sido mi consciencia.

Hasta entonces me movía por automatismos, bajo un orden temporal reflejado en mi agenda de móvil, no me paraba a pensar si lo que hacía era “bueno” o “malo” para mí, no caía en si disfrutaba o no haciendo una cosa o la otra, ni siquiera me paraba a pensar si discutir con mi marido por dinero me generaba ansiedad o dolor o tristeza…discutía…sin más.

Comencé a trabajar la consciencia, en mi caso usando secuencias del Dr. Grabovoi, con mi gran amiga Carmen Cid, quizá para mí es una herramienta esencial en mi camino pues éste continúa, no termina en haberme venido a “Cai” como dicen por aquí; el caso es que comencé por la venta de la casa, además de usar las secuencias me hacía consciente de lo bella que era, de lo vivido en ella, de lo feliz que haría a quien la comprara, del beneficio que me supondría porque de ahí comenzaba mi aventura para trasladarme y así fui haciendo con todo, mis oposiciones se convirtieron en un auténtico máster holístico, jajajaja, donde me frustré, pasé miedo, nervios y me atreví a enfrentarme a ellos, a superarme, a saber que cuando llegas a un límite, si se quiere, se puede…conscientemente, viéndome cual espectadora que a medida que se ve, se va sintiendo más y más orgullosa de estar protagonizando la película.

Esto te puedo contar, un sueño…una vida…

Comentarios:

Un comentario en “Como hice mi sueño una realidad


Carmen
5 febrero 2022

¡¡AMIGA!! en eso estamos en soñar, crecer y construir a pesar de los baches, un beso y gracias por compartir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Tratamos tus datos para facilitar la publicación y gestión de comentarios. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, supresión y oposición, entre otros, según nuestra Política de privacidad.